13.12.05

Monos...

Aquí va otro artículo llamado "Reflexiones del antropólogo británico", pero yo le cambiaría el título a "Primos monos y género humano, evoluciones..."

Entrevista a Desmond Morris, quien afirma "La mujer progresó más que el hombre".
Sin embargo, debo decir que este texto no es feminista... lejos de eso, él mismo responde a una pregunta: "Sin la diferencia entre los sexos no hubiéramos podido tener la división del trabajo, que llevó a la especialización del hombre en un papel fundamental de proveedor, mientras que la mujer se volvía más hábil en resolver varios problemas a la vez. Así se fue creando la civilización. Sin las diferencias entre los sexos, hoy seríamos como los monos. " (y hoy estamos peor... digo yo... jajaj)

Link: http://www.lanacion.com.ar/762731

Saludos nuevamente! Marina

El encuentro con el Otro

Artículo sobre otredad y alteridad (que por lo visto, en el diccionario son sinónimos, dos palabras casi nuevas para mí, y tan hermosas!!).
Mi resumen:
La profundidad de nuestros pies sumergidos en este agua, que es la vida...
La complejidad de las relaciones, que conforman las realidades...

El resumen serio:
Autor: Ryszard Kapuscinski. Cracovia, 2005. Es periodista y escritor; entre sus libros, figuran El emperador y El sha. Esta nota se basa en su conferencia de apertura del período lectivo de verano en la Universidad Jagielloniana de Cracovia.

Textual:
¿Cómo debemos comportarnos con el Otro? ¿Cuál debería ser nuestra actitud hacia él? Ella podría desembocar en un duelo, un conflicto o una guerra.

Espero lo disfruten:
Su link: http://www.lanacion.com.ar/761880

No se imaginan las vueltas que dí para publicar esto!!!
Marina

9.12.05

Saberes de la tierra mía

Presentación del libro
Saberes de la tierra mía
Historicidad de la comunicación en la región pampeana argentina
de Sandra Massoni

Comentaristas: Noé Jitrik, Carlos Galano y Fabián Bicciré

Viernes 16 de diciembre, 19.30 hs Librería Homo Sapiens, Samiento 825 Rosario (Santa Fe) Posted by Picasa

Bolsa de fotos tomadas por los alumnos


Esta se llamaba "lanchita" y la dejó porque era inspiradora... Posted by Picasa

Plano... pecho? Arte posmoderna? Es de lo que habla Harvey? O quizás la creación de George Steiner? Posted by Picasa

Alina, Alicia y Marina, en el lila de los jacarandaes... Posted by Picasa

El caso "campaña para acabar con el tabaquismo" Posted by Picasa

La última clase de Problemática Ambiental, con el profesor Galano y algunos ausentes (por ejemplo, esta humilde colaboradora) Posted by Picasa

En la 2da clase de Comunicación Estratégica, escuchando atentamente los trabajos de los compañeros Posted by Picasa

Alina, Héctor, Alicia, Sandra y Marina Ness Posted by Picasa

Héctor Gabriel y Sandra Hebe Posted by Picasa

21.11.05

hola

supongo que ya soy parte de este espacio cyber super cybernético...
habré hecho lo correcto?
habré seguido las reglas que me guiaron?
o anárquicamente escribo estas letras para burlar al conjunto?
salud!
nestaplace
(según me suscribí)

15.11.05

Blog

Estimados,
No se cómo se usa este espacio, ¿pueden orientarme?
Espero haberme metido bien.

Saludos
Alicia

14.11.05

Educación Ambiental en la Universidad.

Especialización en Comunicación Ambiental. Universidad Nacional de Rosario. Año 2005.

Trabajo de Sandra Massoni y Mariana Mascotti.


Nuestra experiencia de educación ambiental en la universidad

Nos proponemos en este trabajo analizar el conflicto socioambiental que nos ocupa cotidianamente como docentes investigadoras desde uno de nuestros lugares predilectos: el de la cátedra Comunicación Estratégica I en la Escuela de Comunicación Social de la Universidad Nacional de Rosario. Hace ya 22 años que habitamos este espacio. Es un tiempo en el cual hemos transitado momentos diversos pero en los cuales es posible reconocer algunas trayectorias como rasgos centrales de nuestra identidad actual. Una de nuestras tareas consecuentes en este recorrido, fue inicialmente la identificación de -en términos del profesor Galano- algunos componentes de las gramáticas insustentables de la academia tradicional con los que tuvimos y tenemos que enfrentarnos en la instancia fundacional de la cátedra y con cada nuevo grupo de alumnos:

o Conocimiento como un contenido: Rígido, con límites claramente preestablecidos, correlacionado con un currículo organizado por el control y la planificación. El conocimiento como dominio de artefactos útiles: solo se trata de aplicar la formula correcta.
o Teoría como pura especulación discursiva: la dominancia del análisis crítico y el rechazo al saber instrumental que impregna las "materias teóricas" hace que en determinados espacios curriculares aún cuando los textos de autor se repitan no aparezcan análisis valorativos en relación a sus aportes para la tarea profesional (el mismo texto en antropología y comunicación estratégica, y sin embargo no aparecen las conexiones en los alumnos). Paradójicamente, porque opera de manera inversa, este tipo de conocimiento aparece asociado a una Pedagogía de la certeza: un saber que aseguraría el dominio del mundo.
o Lógica del fragmento: materias para formar expertos en parcelas del conocimiento. La historia, por ejemplo, vital para la comprensión de los contextos de producción teórica y sus huellas, es enseñada sin vinculación con la genealogía de los paradigmas comunicacionales y si se necesitan activar esas conexiones en los alumnos, se deben realizar propuestas específicas de actividades porque las relaciones no surgen espontáneamente.
o Conocimiento escindido del ambiente: Escasez de espacios curriculares para conectar y reconocer marcas de racionalidad en los problemas que nos preocupan actualmente y nuestras posibilidades de intervención.
o Lo que queda afuera: la movilización que provoca en los alumnos la propuesta de actuar desde lo emocional y reconocerse en el dominio de determinada emoción y no sólo teorizar sobre ello en el marco de un espacio académico....y a veces las resistencias a trabajar en el espacio de la cátedra incorporando también la intuición y el azar, el cuerpo, las sensaciones, el ambiente, la creación, la invención de lo nuevo, de lo no creado.

Estos son sólo algunos de los componentes que hemos sufrido y que reconocemos como propios del paradigma de la simplificación, basado en el espacio cartesiano, en un tiempo histórico caracterizado por una imago mundi -que lentamente está desapareciendo a nuestro alrededor- según la cual el hombre opera como un agente racional tomando a la razón en tanto entendimiento derivado de la ciencia como forma única y excluyente de conocimiento. No compartimos esta conceptualización de la razón.. Nuestra búsqueda es ante todo una ampliación/crítica de esa mirada reduccionista, dogmática, monoteísta, simplificadora de la comunicación, de la academia, de la ciencia y de la profesión basada ciertamente en una conceptualización otra de la razón que es una ética de la acción (1).
El filósofo Antonio Marina nos propone frente al entendimiento como un argumento, (característico de la posición moderna) y al entendimiento como estética, (característica de la posición postmoderna) una tercer variante que es la razón como ética. En esta variante la inteligencia tiene que ver con el consenso. Implica la recuperación de un sujeto fuerte, celoso de su autonomía psicológica y social. Un sujeto preocupado por fines y proyectos. Propone también una teoría de la inteligencia, que no se limita a resolver problemas cognitivos, sino que afronta los que afectan a nuestra vida, implican esperanzas, miedos, amores, odios, etc.
El cambio en la idea de inteligencia implica un cambio de raíz en toda la cultura. Sostiene Marina que hay buenas y malas salidas. La modernidad sostenía que las buenas salidas eran iguales para todos, la post-modernidad escéptica y burlona proclamaba que vivíamos en el mundo del sálvese quien pueda. La posición de este filósofo, la ultra modernidad, insiste en que somos creadores de un orden precario, y debemos responsabilizarnos por el esfuerzo de convertirnos en una especie dotada de dignidad que se confiere a si misma sus derechos. Si se es inteligente cuando se resuelven problemas nuevos, no hay problema mas ancestral y de difícil solución tanto individual colectiva como la búsqueda de la felicidad humana. Por eso el sumun de la inteligencia es vivir mejor.

Comunicación Estratégica: estrategias para repensarnos.

"No comprenden cómo esto, dada su variedad, puede concordar consigo mismo: hay una armonía tensa hacia atrás, como en el arco y en la lira".
Heráclito.

Lo que nos interesa en las próximas líneas, más que mirar la misma situación desde los paradigmas propuestos y reconocer sus marcas, es usar el espacio de la cátedra para compartir cómo a partir de las contradicciones que nos plantea un real hegemónicamente “moderno” como el que describimos en el bloque anterior, habilitamos un intento de incorporación de un pensamiento-acción que ahora llamaríamos “ambiental”.

Entendemos a la estructura organizacional e institucional de la educación universitaria como las condiciones de producción actuales de nuestra práctica educativa y nos propusimos-proponemos articular los dispositivos pedagógicos y una apuesta por el hacer profesional en este espacio curricular. No se trata de momentos sucesivos ni superadores, sino de la convivencia de racionalidades.

Intentaremos describir algunos desplazamientos que creemos que direccionaron-direccionan la práctica pedagógica en el sentido de hacernos cargo de esta educación “más ambiental” y sus marcas en los productos y propuestas realizadas desde nuetra cátedra. Una cátedra que estuvo, a partir de las convicciones de sus integrantes en cada momento histórico, comprometida en un recorrido dispuesto a imbricar hacer- pensar, teoría-realidad, investigación-espacio de trabajo profesional, conocimiento-mundo de la vida, y que motorizó la puesta en marcha de un nuevo plan de estudios [1] después de larguísimas conversaciones institucionales, le posibilitó inscribir al menos el espacio (espacio al que, como siempre las prácticas darían nuevos formatos y plantearían nuevas problemáticas que las imaginadas en su gestación) para comenzar a plasmar algunas intuiciones, intenciones grupales e ideas, siempre provisorias e inciertas. De lo que se trata es de la exploración de otras interconexiones y de animarnos a ver qué surgía si nos situábamos en intersecciones nuevas, capaces de producir innovaciones desde lo que se trae.

o Pensar de nuevo. Unidades para repensar:
El intento por repensar lo pensado, se asume desde los títulos mismos títulos que dan origen a esta Comunicación Estratégica 1: repensando el conocer, repensando el comunicador, repensando la comunicación.
El reto fue el de hacernos cargo de que vida-conocimiento son la misma cosa, y comprometernos con esta convicción.
Invirtiendo la des-subjetivización del planteada por la ciencia tradicional, creemos que primero conocemos como seres vivos, siempre a partir de la propia estructura que es la que dará forma a ese conocer. Por eso, el primer paso es el de crear un espacio pedagógico para re-conocernos como autores de nuestra vida y en este sentido, también con-cientizarnos (en el sentido freiriano de readmirar el objeto con otros, en el marco de una relación dialógica) de las marcas del paradigma cartesiano en nuestras situaciones de comunicación cotidianas, mucho más acá y antes de ser comunicadores.
Las consignas del trabajo práctico número 1 de la cátedra, nos sorprenden por sus resonancias con el propuesto por esta materia:
Elegir una situación de comunicación en la que estén implicados
e identificar en ella marcas del paradigma cartesiano.
Reconocer los límites que esta racionalidad imprime en la situación.
Reconocer lo que necesitan desaprender para transformarla.

o De la comunicación al comunicador: si antes que comunicadores, previamente a nuestros formateos profesionales, nos reconocemos como sujetos vivientes: homos sapiens, demens, amans, diremos a partir de ahora, y sujetos emocionales, diríamos desde que nos iluminó Maturana (6) y Varela (7) con sus provocaciones; cuando llega el momento de abordar nuestra especificidad profesional repensaremos al “comunicador” antes que a la “comunicación”. Si en lugar de objetos de conocimiento, lo que hay son sujetos que conocen, el lugar del comunicador es el lugar de la inscripción de lo comunicacional desde el sujeto. Así, la unidad 2 de las 3 que propone esta cátedra (la 1 propone repensar el “conocer”), convoca a repensar al comunicador.

o El espacio en primer plano: De las situaciones como espacios de puesta en juego de las teorías pasamos a las situaciones como punto de partida que las convoca. Trabajar con la idea de conocimiento encarnado (opuesto a la abstracción-universalidad del conocimiento propuesto por el paradigma cartesiano) intenta hacerse posible a través de la situacionalidad. Es la situación, decimos desde la cátedra de comunicación estratégica 1, lo que enlaza el real con las maneras de pensarlo y así, en el aula o en las experiencias a distancia, las situaciones se convierten en la zona de puesta en juego de los saberes teóricos y, por lo mismo de su producción (y no reproducción) en situación. El concreto no es lo más primitivo sino el lugar del que se parte y al que se llega.


o De las teorías (así, en plural) a la estrategia (así, en singular, no por única sino por modo de pensar inscripto en el diseño, en el espacio en que los conceptos se conectan con la acción)
“Entendemos a la estrategia como un conjunto de principios de inteligibilidad a la vez que como dispositivos de diseño para acercarse a la dinámica social mediante operaciones críticas y valorativas de la dimensión comunicacional. (...) Desde las teorías clásicas la investigación comunicacional opera en un registro de descripción de lo dado más que en el de una inteligibilidad que resolver. En cambio, desde esta perspectiva, buscamos incorporar la capacidad constructiva de los sujetos sociales en su devenir. Los paradigmas clásicos trabajan con esquemas de representación o con esquemas de operación. La comunicación estratégica trabaja con la imbricación de estas múltiples dimensiones. La comunicación se define como un espacio de encuentro de la heterogeneidad sociocultural que se ubica en un registro que estudia lo colectivo desde una teoría de la subjetividad no dualista. Habilita un análisis de las prácticas socioculturales, cambiantes, complejas, fluidas, que crean y son creadas por las identidades (individualidades en el sentido de aquello que tiene identidad en sí) en un juego continuo de interacción, representación, acción. Esta categoría incorpora la recursividad inserta en todo proceso humano. Una operación que se hace sobre los resultados de una operación anterior. Y que al hacerlo enactúa hace emerger un mundo nuevo. Hay aquí un componente ontológico en la comunicación como momento relacionante de la heterogeneidad sociocultural.” (2)


o Dialogo de saberes. Si la comunicación es en sí misma una dimensión transversal de la vida social, su abordaje, además de ser siempre situacional, es relacional y transdisciplinar. Morin nos propone como actitudes para posicionarnos desde este lugar de hibridez de saberes, el reconocimiento de la existencia de diferentes niveles de realidad y sus correspondientes lógicas de funcionamiento, la apertura mental para re-pensar los conceptos clásicos de « definición » y « objetividad », la escucha respetuosa de los discursos míticos y religiosos, la preocupación por superar la abstracción de los conocimientos apostando a su contextualización y concreción, revalorizando en las experiencias de aprendizaje el rol de la imaginación, la intuición y la sensibilidad encarnadas.
Toda una guía para construirnos desde un modelo otro y propio, no en el sentido de exclusividad sino en el de sabernos constructores-participantes de los mundos por vivir. Esos que se diseñan no sólo pero también desde abajo, desde la diversidad de lo local, desde la visión de personas reales, no virtuales, que viven en las regiones, en sus espacios vitales. “ (3)
Sustituir este paradigma unidimensional y reduccionista por el de la distinción-conjunción que nos permita asociar sin necesidad de desarticular y desintegrar, nos instala en una epistemología abierta, que es el lugar tanto de la incertidumbre como el de la dialógica.



o Educación para transformar y transformarnos:“la implicación pedagógica principal de este enfoque consiste en que no se enseñan teorías o prácticas escindidas, sino por el contrario enfatizando también en la instancia de enseñanza-aprendizaje, la dimensión de su efecto transformador sobre el mundo
Por eso, nos proponemos avanzar en la indagación de los modos de aportar a la educación desde esta perspectiva. Cómo construir dispositivos de enseñanza-aprendizaje que favorezcan la apropiación de la comunicación como fenómeno complejo y fluido”, buscando consolidar un posicionamiento del investigador y del profesional de la comunicación capaz de operar desde esta perspectiva”. (4).

De eso se está tratando nuestro camino por estos días. Un camino que a partir de los pocos encuentros transcurridos asumimos como más misterioso, pero como alternativa a la racionalidad instrumental que nos dio forma y con ello tiñó de homogeneidad la visión de nuestros espacios vitales, vitalizando, también nuestras cegueras.

Lo que traemos y ponemos a conversar[2]

Consideramos que el fenómeno comunicacional desde una perspectiva estratégica requiere un abordaje transdisciplinario. Un abordaje que se concentre en lo situacional y que nos permita abandonar los programas de investigación regidos exclusivamente por la lógica disciplinar y adoptar también programas centrados en los problemas reales y sus fuerzas motrices.
“Una estrategia de comunicación es, para nosotros, un proyecto de comprensión , un principio de inteligibilidad que busca abordar a la comunicación como fenómeno complejo y fluido. Complejo, en tanto presenta múltiples dimensiones (por ejemplo, informativa, ideológica interaccional, sociocultural); fluido porque la dimensión comunicativa es una dimensión intermedia y como tal, convoca un cierto movimiento, se ubica siempre a medio camino entre el fondo y la forma. No se nos presenta como lo dado, sino mas bien como una inteligibilidad que resolver.
Con este enfoque de análisis comunicacional nos proponemos ofrecer una mirada propia, una mirada comunicacional. Durante mucho tiempo los comunicadores analizamos a la comunicación con miradas prestadas por otras disciplinas: la sociología, la semiología, la antropología. Cada una de ellas nos aportó elementos para abordar una dimensión distinta del fenómeno de la comunicación. Nuestra búsqueda con el enfoque estratégico implica ahora una incorporación de estos aprendizajes a la vez que de la conformación entonces de una mirada específicamente comunicacional.
Podríamos decir para comenzar a explicitar esta mirada que la comunicación estratégica es un enfoque comunicacional centrado en el encuentro. Un -como dice Noé Jitrik- “hacer público un bien privado, para compartirlo o no”. Es justamente el sema de lo común, que reside en el cum, lo que instaura o pone en escena por un lado, la dimensión de la alteridad y por otro a cierta acción respecto de la alteridad en la medida en que todo acto comunicativo considera movimientos que persiguen un propósito incluyente. Hay un proyecto que nos motiva a hacer este movimiento, este hacer común. Estos son dos aspectos eje en una estrategia de comunicación. La intención de transformación en una cierta dirección y la intención de incluir al otro.
La comunicación es para nosotros el momento relacionante de la diversidad sociocultural y por lo tanto el espacio del cambio, de la transformación. Sostenemos que el ‘encuentro‘ es un núcleo de la mirada específicamente comunicacional y las estrategias dispositivos de comprensión/indagación que trabajan a partir de ese espacio en la constitución de un cambio social conversacional”. (4)
Con esta perspectiva teórica y de investigación proponemos reubicar el objeto de estudio de la comunicación y sus unidades de análisis: El ‘encuentro sociocultural‘ no puede analizarse sino a partir de sus manifestaciones, como fenómeno complejo, fluido y a partir de un abordaje transdisciplinario. En la comunicación estratégica el énfasis se desplaza entonces desde la descripción hacia el “poner en común” en relación a un objetivo de transformación que se define a partir de lo situacional y en el marco de lo fluido.
La autoreferencia y la reflexividad como consecuencias del aporte constructivo del lenguaje y del conocimiento son componentes fundantes en esta propuesta. Con este recorte nos alejamos de una idea de comunicación como simetría: el encuentro no tiene por qué ser simétrico. No hay pretensión de completitud en este poner en común que es el comunicar, sino sólo resonancias parciales como momentos relacionantes de la heterogeneidad sociocultural, acuerdos entre lo distinto y lo diverso colectivo. No hay tampoco acciones y reacciones, o disociación entre lo simbólico y lo material sino un proceso continuo, permanente y conjunto de sentidos y acciones compartidas por los actores participantes.
Nuevamente aquí, aparece un aspecto de la reconceptualización del hombre, en tanto con las estrategias de comunicación nos proponemos retomar una dimensión de la percepción y lo corporal como hipocentro de la acción para habilitar una búsqueda del sentido que no excluya el cuerpo, que no sea sólo representación, pero tampoco sólo enunciación o sólo lectura. Al abordar las acciones como formas de conocimiento, en la investigación propuesta desde la comunicación estratégica, la producción de sentido emerge de la situación de comunicación, como espacio de encuentro, como lugar de crisis de las tensiones presentes que no trabaja a partir de la representación sino de la enacción (9). Un “hacer emerger” que reconoce la causalidad circular.
Se trata de estrategias como principios de inteligibilidad, dispositivos de comprensión para interpelar la dinámica social operando crítica y valorativamente en su dimensión comunicativa. (4) Se trata de un indagar los fenómenos de comunicación como emergentes, como productos/productores del debate de la ciencia y la cultura.
No es diseño para resolver un problema; es un hacer común en el que emergen espacios compartidos a partir del reconocimiento de las trayectorias de los actores socioculturales relevantes en cada caso.

En este sentido proponemos a la comunicación estratégica como una matriz de estilo científico y académico que busca aportar a un desplazamiento doble: por un lado, frente a la tradición de investigación en comunicación guiada por la especulación filosófica o ideológica (centrada en esquemas de representación) y a su vez frente a la tradición profesional en comunicación guiada, por ejemplo, por prácticas comerciales (centrada en esquemas de operación). En una estrategia de comunicación el conocimiento es reflexión/acción que integra a la vez esquemas de representación y esquemas de operación. Al hacerlo busca no desentenderse de los acoplamientos dinámicos y evolutivos de la realidad y los sujetos para aportar a una ciencia social que potencie su identidad. ( 5)

Recuperamos lo ambiental desde dos intuiciones fuertes: el reconocimiento de que todo fenómeno es pluridimensional y que por tanto no puede ser abordado desde una sola racionalidad. Y consecuentemente el énfasis en un tratar de desplegar una dimensión otra de la teoría a partir del ejercicio de ver, reconocer, analizar, operar con las racionalidades en tanto marcas de la teoría en situaciones de comunicación.

Tomamos a las marcas de racionalidad y a las mediaciones como modalidades propias para como dice el profesor Galano “la trasposición didáctica de los principios constructivistas y autopoiéticos en capacidad de construir la ambientalización del currículo”
Tomamos a la comunicación estratégica como “metodología.contextualizadora, impregnada por las sinergias interculturales; arraigada en la encrucijada temporoespacial del lugar, abiertas al trabajo pedagógico en la frontera de la innovación, con una pedagogía de bordes, tendiente a cancelar la lógica repetitiva de las pedagogías de las certezas, que colonizaron nuestro saber y hacer y lo subordinaron a las excrecencias imperiales, con el fin de abrevar en lo inédito”;
Una modalidad que consideramos consolida “la territorialización pedagógica constitutiva de los principios de ética sustentable y equidad social, ambiental, geográfica y cultural en condiciones de asegurar la reapropiación de la naturaleza, con el objetivo de promover la radicalización de los lazos solidarios, afectivos, comunitarios y autogestivos como trama vital de la democracia ambiental.
Confirmar estratégicamente la condición de construcción social e histórica del currículo, imaginarlo como una relación social tensada por sentidos emancipatorios latinoamericanos, coagulados en el magma histórico de la región, fertilizado por la re-existencia de los pueblos subyugados y de las culturas populares;
Desmontar el desconocimiento promovido por la insularización disciplinar y avanzar en las redes retroalimentadoras de la interdisciplinariedad y la transdisciplinariedad;
Establecer la interdisciplinariedad en orden a reinstalar en los escenarios del conocer-hacer la complejidad, las interdependencias e interrelaciones, entre procesos de diferentes dimensiones de materialidad y racionalidad;
Potenciar la democracia participativa como el nuevo andamiaje cultural para la reconstrucción de los estados y culturas diversas.” (9 )







Referencias Bibliográficas:

(1) Francisco Varela. Ética y Acción, Dolmen Ediciones, Santiago, 1995. También.
Antonio Marina Crónicas de la ultramodernidad. Anagrama, Barcelona 2000.

(2) Sandra Massoni (2004) Revista Temas y Debates N° 8. Estrategias de comunicación. Un modelo de abordaje de la dimensión comunicacional para el desarrollo sostenible entendido como cambio social conversacional. Rosario, Argentina, UNR Editora.

(3) Arturo Guillaumín Tostado. Complejidad, transdisciplina y redes: hacia la construcción colectiva de una nueva universidad. Revista Académica Polis.Universidad Bolivariana Universidad Autónoma de México . http://www.rebelion.org/otromundo/040310tostado.htm

(4 ) Sandra Massoni (2005) Saberes de la tierra mía. UNR Editora.

(5 ) _______ (2004) “Estrategias como mapas para navegar un mundo fluido” en Revista Fisec-estrategias, Año I Nº2, FISEC, Ar URL de la Revista: www.fisec-estrategias.com.ar 6 de septiembre de 2005.

(6) Humberto Maturana, (1992) Todo lo dice un observador; en Thompson, W. I. (ed.)

_______(1997) Emociones y Lenguaje en Educación y Política, Santiago de Chile, Dolmen-Granica, 9.ª ed.

(7) - Maturana, H. y Varela, F. (1990) El Árbol del Conocimiento: las bases biológicas del conocimiento humano, Madrid, Debate.

(8) Varela, F (1995) Ética y acción. Santiago, Chile, Dolmen Ediciones.

_______ (1996) Conocer. Barcelona, España, Gedisa.

(9) Carlos Galano, EDUCACIÓN, SUSTENTABILIDAD Y FUTURO Conferencia III Cumbre de los Pueblos Mar del Plata Argentina, noviembre 2005.





[1] Para información sobre el proceso de cambio del Plan de estudios ver www.icod.ubi.pt Documento 1: Evolución histórica de los perfiles. Informe UNR.
[2] Una descripción del modelo esta publicada en Massoni, S 2004. Para un caso aplicado ver Massoni, S 2005.